Somos un centro de atención especializado en prevenir y tratar todo tipo de dependencias

Cra 115 No. 16b – 122, Barrio Ciudad Jardín, Parcelación Cañasgordas, Cali -Colombia

 
 
 

Alcohol

Uso nocivo de alcohol es un problema de salud pública mundial (OMS).

Es la segunda sustancia psicotrópica más usada en el mundo, después de la cafeína.

Tercer factor de riesgo para muerte prematura y discapacidad.

El consumo nocivo de bebidas alcohólicas causa 2,5 millones de muertes cada año.

Unos 320 000 jóvenes de entre 15 y 29 años de edad mueren por causas relacionadas con el consumo de alcohol, lo que representa un 9% de las defunciones en ese grupo etario. OMS.

El consumo de alcohol ocupa el tercer lugar entre los factores de riesgo de la carga mundial de morbilidad; es el primer factor de riesgo en el Pacífico Occidental y las Américas, y el segundo en Europa. OMS.

El alcohol etílico o etanol se obtiene por fermentación de hidratos de carbono por las levaduras; industrialmente se produce a partir de la melaza. Pueden ser: Destiladas (Coñac, whisky, ginebra, ron y aguardiente) o no destiladas (Cerveza y el vino).

En individuos con función hepática normal el alcohol se metaboliza a una tasa de una copa cada 60 – 90 minutos.

El etanol se absorbe completamente en el tracto gastrointestinal, es un depresor del sistema nervioso central. Sus efectos se relacionan con el grado de concentración sanguínea.

Según el estudio de Salud mental (2003) “En Colombia más del 80% de la población consume alcohol, mientras 1 de cada 15 colombianos abusa del alcohol, 1 de cada 200 depende de él”.

En pequeñas cantidades genera exaltación, sensación de bienestar y alegría; se acelera el pulso, se compromete la coordinación motora fina y se afecta el juicio que lleva a la minimización de todo tipo de riesgos, especialmente de tipo sexual. Aumenta la hiperreactividad emocional y esto facilita la aparición de conducta violenta y suicida. En la medida que aumenta el consumo empiezan a predominar los efectos depresores del alcohol sobre el sistema nervioso central, se genera visión doble diplopía, compromiso de la coordinación motora gruesa y se alteran las percepciones de tiempo y espacio, esto también se asocia con incremento de la accidentalidad.

Posteriormente se observan efectos narcóticos, puede producir inconsciencia, coma y finalmente muerte por paro respiratorio.

El proceso hacia la adicción comienza con el consumo experimental, este Corresponde al contacto inicial con una o varias sustancias. Puede darse por curiosidad, presión del grupo, atracción de lo prohibido y del riesgo, búsqueda del placer y de lo desconocido, y aumento de la oferta, entre otras. Posteriormente aparece el consumo ocasional que es el uso intermitente de la/s sustancia/s, sin periodicidad fija. Ya conoce la acción de la misma en su organismo y por este motivo la consume. Otras motivaciones importantes incluyen: facilitar la comunicación, la búsqueda de placer, relajación, y transgredir las normas, entre otras.

Consumo abusivo: Patrón inadecuado de consumo que da lugar a un deterioro significativo y que se manifiesta por consumos repetidos en situaciones en las que hacerlo es físicamente peligroso (conduciendo un automóvil o accionando una máquina) o que da lugar al incumplimiento de obligaciones en el trabajo, casa, colegio.

Consumo en fase de dependencia: cuando aparecen tres o más de los síntomas mencionados a continuación, durante un periodo de por lo menos un año:

1. necesidad de recurrir a cantidades crecientes para obtener el efecto deseado.

2. cambios cognitivos y fisiológicos cuando se suspende el consumo (síndrome de abstinencia).

3. Deseo o esfuerzos infructuosos de interrumpir el consumo de la sustancia.

4. Se emplea mucho tiempo en la obtención de la sustancia y recuperación de sus efectos, como consecuencia se presenta una reducción importante de actividades laborales, educativas o recreativas y continua el consumo a pesar de tener conciencia de los problemas psicológicos o físicos persistentes.

El consumo de alcohol está relacionado con muchos problemas graves de índole social y del desarrollo, en particular violencia, maltrato de menores y ausentismo laboral.

La ingestión nociva de alcohol es un factor determinante para la aparición o agravamiento de algunos trastornos neuropsiquiátricos (alucinosis alcohólica, delirium tremens, síndrome de Wernicke korsakof, demencia, epilepsia), de enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, la cirrosis hepática y diversos cánceres (boca, esófago, laringe, entre otros), pancreatitis, malformaciones fetales y agrava cuadros como la hipertensión y la diabetes para enumerar solo algunos de ellos. El consumo nocivo también está relacionado con varias enfermedades infecciosas como la infección por el VIH/sida (por riesgo para el contagio y pobre adherencia a tratamientos antirretrovirales), la tuberculosis y las infecciones de transmisión sexual por facilitar las conductas de riesgo.
Con frecuencia se acompaña de otras patologías mentales, especialmente trastornos del afecto y aumentan el riesgo de accidentes de tránsito.

Aunque el abuso de alcohol está presente en el 20% a 50% de todos los pacientes hospitalizados, sólo un 5% se diagnostica. Hasta un 70% no es diagnosticado en centros de atención primaria; esto facilita la escalada a trastornos de mayor severidad.

Constituye el 4% de las muertes en todo el mundo y es una de las veinte primeras causas de años de vida perdidos ajustados por discapacidad (AVAD).

El último estudio nacional de consumo de drogas realizado por el Ministerio de la Protección Social y la DNE en Colombia en 2008, muestra que un 12,2% de la población total (35% de los consumidores de alcohol) presenta un consumo problemático de alcohol (mediante test AUDIT) lo que equivale a 2,4 millones de personas, de estas un 1,57% (311.304 personas) presentan comportamientos indicativos de dependencia, de estos el mayor porcentaje se encuentra en el grupo de edad entre los 18 y 24 seguido por el grupo entre los 25 y 34 años. De cada 4 personas con consumo problemático 3 son hombres y 1 es mujer, el consumo afecta especialmente jóvenes y adultos en edad productiva.

De acuerdo al último estudio nacional de consumo de drogas en escolares 2011

Un 19,4% de los escolares del sexto grado declararon haber usado alcohol en el último mes, cifra que se eleva a un 39,2% entre los estudiantes de octavo grado, llegando a algo más de un 60% entre los estudiantes del último grado. Entre los consumidores de último mes de alcohol casi un 5% de ellos declara consumir diariamente, un 11,7% lo hace entre 3 y 6 veces por semana y 24,1% consume alcohol 1 a 2 veces por semana. El abuso de alcohol puede predisponer al comportamiento suicida a través de sus efectos depresivos y promoción de eventos de vida adversos. Las personas jóvenes son más susceptibles al comportamiento suicida asociado al consumo de alcohol. Pirkola 1999, Inskip et al (1998). El mayor riesgo para suicidio se encuentra en pacientes con comorbilidad: ansiedad - depresión o trastornos de personalidad. Dnessen et al 1998. Son factores de riesgo para conducta suicida: agresión, impulsividad, severidad de alcoholismo, desesperanza, afecto negativo.

El uso agudo de alcohol también puede precipitar comportamiento suicida a través de la inducción de afecto negativo y deterioro de la habilidad para resolver problemas así como disminución de la neurotransmisión.

Uso nocivo de alcohol es un problema de salud pública mundial (OMS).

Las consecuencias del consumo de alcohol sobre las enfermedades y traumatismos están determinadas en buena medida por dos dimensiones separadas pero interrelacionadas con:

1. El volumen total de alcohol ingerido y

2. Las -características de la forma de beber.

Para determinar cómo medir el consumo en la población general y diseñar estrategias de prevención, la OMS estudio la concentración de alcohol en gramos de las diferentes bebidas alcohólicas y llego a la definición de UBE o unidad de bebida estándar que es la concentración de alcohol promedio de una copa de vino, un vaso de cerveza o alcohol destilado, esta varia en diferentes países y en Colombia se ha calculado alrededor de 10-12 gramos.

Consumo de riesgo:

Es un patrón de consumo de alcohol que aumenta el riesgo de consecuencias adversas para el bebedor o Para los demás. Los patrones de consumo de riesgo son importantes para la salud pública a pesar de que el individuo aún no haya experimentado ningún trastorno.

Varones: 280 gramos/semana o 40 gramos/día o 4 UBE/día.

Mujeres: 168 gramos/semana o 24 gramos/día o 2.4 UBE/día.

1 UBE (unidad de bebida estándar)= 10- 12 gramos de alcohol.

Consumo peligroso o perjudicial:

Es aquel que conlleva consecuencias para la salud física y mental, aunque algunos también incluyen las consecuencias sociales entre los daños causados por el alcohol.

Equivale a 60 gramos o más en un solo día al menos una vez al mes o a cualquier consumo en mujeres embarazadas, patologías previas (Hepáticas, gástricas, pancreáticas), tratamientos incompatibles (medicaciones contraindicadas con alcohol) y cualquier consumo en menores de 18 años.

INSTRUMENTOS QUE PUEDE UTILIZAR PARA MEDIR SU CONSUMO DE ALCOHOL

Si encuentra de acuerdo a estos test que puede tener problemas con el alcohol por favor no dude en buscar ayuda. Entre más temprano identifique los riesgos, mayor es la posibilidad de evitar la escalada a trastornos más graves y el pronóstico por ende siempre mejorara.

CAGE

El cuestionario CAGE fue originalmente desarrollado por Ewing y Rouse en 1968 para. Detectar bebedores rutinarios1. En 1974, Mayfield publicó el primer estudio de validación Y posteriormente su fiabilidad y validez ha sido bien documentada en diferentes medios, representa, por tanto, un método eficaz de tamizaje en el abuso de alcohol. Su sensibilidad es >85% y su especificidad es de alrededor del 90%

Cada pregunta tiene un valor de 0 en caso o negativo y de 1 en caso afirmativo

a) Alguna vez ha intentado interrumpir el consumo de alcohol?
b) Se ha molestado por los comentarios sobre su consumo?
c) Se ha sentido culpable por su manera de beber?
d) Ha tomado un trago apenas abre los ojos para tranquilizar los nervios o calmar el guayabo?

Procede a sumar y los resultados son los siguientes. En caso de consumo de riesgo o perjudicial busque ayuda especializada para que le den orientación para llegar a un consumo de bajo riesgo (en muchos casos es posible), si califica para dependencia alcohólica también debe ser evaluado de manera integral por personal especializado quien le indicara las recomendaciones pertinentes y opciones de tratamiento. No dude en buscar ayuda (Fundar Colombia está a su disposición).

• 0-1 Bebedor social
• 2 Consumo de riesgo
• 3 Consumo perjudicial
• 4 Dependencia alcohólica

PARA DETECTAR CONSUMO DE ALCOHOL DE RIESGO: EL AUDIT

Sus autores: JB Saunders, O.G. Aasland, T.F. Babor, J.R. de la Fuente, M.T.I. Grant. ADMINISTRACION: auto aplicada. Utilizada por la OMS. Es útil para evaluar consumo de riesgo, peligroso y dependencia.

Consta de 10 puntos, puede ser auto aplicado o hetero aplicado

Haga clic aquí para realizar el Test Audit

Manera de calificarlo:

No problemas relacionados con el alcohol: 0-7 en hombres; 0-5 en mujeres

Bebedor de riesgo: 8-12 en hombres; 6-12 en mujeres

Consumo peligroso, problemas físicos y psíquicos: 12-20 en hombres y mujeres

Probable dependencia alcohólica: 20-40 en hombres y mujeres.

 

 

 

© 2013 • Todos los derechos reservados FUNDAR COLOMBIA | Solución Web por COLOMBIA SOLUTIONS

Mapa del Sitio