Somos un centro de atención especializado en prevenir y tratar todo tipo de dependencias

Cra 115 No. 16b – 122, Barrio Ciudad Jardín, Parcelación Cañasgordas, Cali -Colombia

 
 
 

Anestésicos

La ketamina (clorhidrato de ketamina) es un agente anestésico general disociativo, que se sintetizó en 1962; se usaba en procedimientos ginecológicos (legrados), para procesos de curación de heridas y otros procedimientos menores. Con frecuencia es utilizado por veterinarios. Empezó a utilizarse con fines recreativos en los años 70.

Quienes consumen ketamina usualmente son policonsumidores de otras drogas como Cocaína, marihuana, alcohol, éxtasis y benzodiacepinas; por lo general, se aspira, pero a veces se esparce sobre el tabaco o la marihuana y se fuma. En la calle es conocido como " vitamina K" "Special K", “valium para gatos o anestésico para caballos o “kit kat”. Puede producir rápida tolerancia y dependencia.

En el mercado ilícito, la ketamina puede conseguirse en diferentes presentaciones: líquido incoloro, polvo blanco (cristales blancos), comprimidos o cápsulas, por lo que es posible utilizarla por distintas vías de administración: intravenosa, intramuscular (líquido), rectal (líquido), nasal (polvo), pulmonar «fumada» (polvo) y oral (líquido, comprimido, cápsulas).

Su acción se inicia rápidamente cuando se administra por vía intramuscular o intravenosa y la máxima concentración plasmática se alcanza en pocos minutos; el pico de euforia se obtiene a la hora de consumida pero sus efectos pueden durar hasta 24 horas.

Los consumidores de ketamina experimentan un estado disociativo como si estuviesen «fuera del cuerpo», con sensación de estar flotando, puede acompañarse de trastornos en la percepción como ilusiones o alucinaciones, sensaciones de des realización y despersonalización, alteraciones en la percepción del tiempo y del espacio, amnesia y de flash backs que son episodios de re experimentación de sus efectos en ausencia de consumo; disminuye la presión arterial y la frecuencia cardiaca, en dosis bajas los efectos se parecen a los efectos producidos por el alcohol o los tranquilizantes menores.

En dosis altas puede provocar depresión respiratoria, paro cardíaco y muerte. Se ha usado para cometer actos ilícitos especialmente violaciones debido a que la víctima no ofrece resistencia y con frecuencia presenta amnesia de lo sucedido.

 

© 2013 • Todos los derechos reservados FUNDAR COLOMBIA | Solución Web por COLOMBIA SOLUTIONS

Mapa del Sitio