Somos un centro de atención especializado en prevenir y tratar todo tipo de dependencias

Cra 115 No. 16b – 122, Barrio Ciudad Jardín, Parcelación Cañasgordas, Cali -Colombia

 
 
 

Matoneo

Delia Cristina Hernández
MD, Psiquiatra, MS Conductas adictivas

El matoneo es una forma de conducta agresiva usualmente intencional y repetida que causa malestar y daño a otro; puede expresarse a través de intimidación, amenazas, manipulación, bloqueo social, hostigamiento, coacciones y agresiones físicas o, de maneras más sutiles que facilitan la exclusión social (más frecuente en mujeres); con la inundación de la tecnología y escasa supervisión de los padres, ahora también nos enfrentamos al llamado cyberbullyng (amenazas, intimidaciones, fotografías embarazosas, y acciones tendientes al desprestigio) a través de las redes sociales.

Con frecuencia el niño-a que tiene conductas de matoneo carece de empatía y remordimiento, está deseoso de reconocimiento y aprobación y tiende a considerar que el agredido es merecedor de la agresión, usualmente es rodeado por algunos compañeros que interpretan su conducta como una manifestación de poder y fuerza y le atribuyen liderazgo y dominio sobre el grupo; el niño-a agredido es visto como representante de una debilidad que debe ser rechazada para no perder status frente al resto de compañeros.

El matoneo se presenta desde hace mucho tiempo, pero pareciera que en los últimos años ocurre más frecuentemente. El Dr Dan Olweus noruego, fue quien primero empezó a estudiar el fenómeno del matoneo en los años ochenta, a raíz del suicidio de 3 jóvenes entre los 10 y los 14 años que cometieron suicidio después de haber sido matoneados.

Los niños-as matoneados no siempre expresan verbalmente la situación que están viviendo pero exhiben signos y conductas que pueden ser observados por padres y profesores, algunos son: llanto sin causa aparente, rechazo a ir al colegio, ropas desgarradas, lesiones no justificadas, tendencia al aislamiento, disminución del apetito, pesadillas, ansiedad y depresión.

Cuando un fenómeno de matoneo está ocurriendo es importante preguntarse la razón del mismo, porque en esta institución educativa?, porque en esta familia?, porque en este grupo?, etc. El matoneo es un problema ecológico - social que debe ser entendido desde una perspectiva individual, familiar, escolar, comunitaria y de las dinámicas de los grupos de amigos a su vez influenciada por factores sociales.

Toda institución educativa debe propender por la seguridad de todos sus estudiantes, el rechazo al matoneo debe ser explícito y desaprobado; baños, áreas de juego, buses escolares, puertas de ingreso y egreso de la institución educativa deben ser supervisados por docentes entrenados en la identificación y manejo del matoneo. Todos los estudiantes deben manejar el tema desde temprana edad, para que sepan las dinámicas elementales que están detrás de estas conductas y puedan desaprobar, denunciar y no elogiar a quien practica cualquier forma de matoneo. Cuando los niños y jóvenes tienen claro que el respeto y autocuidado son una prioridad y que las conductas agresivas no son fortaleza ni poder sino incapacidad para manejar la frustración o el conflicto, puede asumir posturas de desaprobación social que terminan inhibiendo la conducta de matoneo precisamente porque evidencian una falencia en el control de impulsos o estrategias de afrontamiento del agresor.

Las instituciones educativas, de acuerdo a sus contextos particulares deben diseñar programas tendientes al reconocimiento y manejo del matoneo, las instancias a las que el niño debe acudir en la institución educativa deben estar bien definidas, disponibles y efectivas para frenar cualquier tipo de abuso o conducta agresiva. Los padres también deben comprometerse en el trabajo con sus hijos, el rechazo a la agresión, la postura empática frente a los otros, la solidaridad, la comunicación asertiva y un buen manejo y resolución de los conflictos.

Frente al cyberbullyng o matoneo por internet, es fundamental que los padres supervisen con alguna frecuencia el tipo de comunicaciones que sus hijos tienen a través de las redes sociales y les ayuden a identificar aquellas que tienen tintes agresivos y amenazantes que sus hijos no han identificado con claridad; la amenaza de publicación de fotos embarazosas ha sido utilizada para intimidar adolescentes y manipularlas hasta lograr que permitan incluso abusos sexuales que nunca son denunciados por temor a la desaprobación parental y social.

Finalmente, tanto los niños que ejercen matoneo como sus víctimas requieren intervenciones individuales tendientes a evaluar su estado emocional-mental, la estructura y modelos de comunicación en sus respectivas familias y las dinámicas de interacción de los diferentes contextos en los que se desenvuelven. Con frecuencia los niños o adolescentes matoneado res han sido víctimas de abusos por parte de padres, hermanos mayores, otros familiares o vecinos y han aprendido a utilizar la agresión como una estrategia inicialmente defensiva y a través de la repetición y la obtención de ganancias como el reconocimiento y aprobación social la convirtieron en parte de su accionar cotidiano, otros tienen serias dificultades para asumir conductas asertivas y entender como su conducta afecta a los otros; del otro lado los niños víctimas de matoneo con frecuencia requieren fortalecer su autoestima y aprender estrategias de resolución de conflictos y afrontamiento. El manejo debe ser integral y enfocado a la prevención de todo tipo de conductas de riesgo y a la pronta intervención frente a los primeros signos de matoneo.

 

© 2013 • Todos los derechos reservados FUNDAR COLOMBIA | Solución Web por COLOMBIA SOLUTIONS

Mapa del Sitio